La creatividad como proceso lógico

Se ha hablado mucho de la creatividad en estos días, y esto se puede deber tal vez a la necesidad del ser humano de ver las cosas más allá de lo que puedan aparentar, en buscarle otro sentido y/o significado a las cosas o hasta para alejarse de la realidad que a veces tanto lo atosiga y poder distraer su mente por un momento.

Es curioso que si buscas la palabra creatividad en un diccionario de 1990 para abajo es posible que no la encuentres; a pesar de ser un concepto universal es relativamente nuevo para la mayoría de las personas.

La creatividad es un medio en el cual se juega con la forma de situaciones, sentimientos, etc., para dispersar la atención hacia nuevos enfoques. Actualmente la lengua española define a la creatividad como la facultada o capacidad de crear. Sin embargo la creación de algo es un producto de los mecanismos de pensamiento del ser humano excitados por lo que percibe de la realidad. Por esta razón el hombre no crea, recrea (partiendo de la raíz re como “volver a” u “otra vez”, entendiendo recrear como “volver a crear”), interpreta a su manera la realidad, percibiendo objetos y todo lo que pase a través de los sentidos para después darle otra forma.

Muchos podrían pensar “yo, por más que lo intento, no puedo ser creativo” o con respecto al trabajo de otra persona: “cómo es que se le ocurrió eso, nunca hubiera pasado por mi cabeza”; pero la creatividad es un proceso que forma parte de todas las personas, y mientras más se ejercite, mejores resultados se podrán obtener al respecto. Y lo mejor de todo es que como la creatividad es un proceso implica una serie de pasos lógicos y organizados que aunque no te des cuenta de ellos, realmente ocurren.creatividad y pensamiento

La base de la creatividad es el análisis y la síntesis, una vez dominados estos procesos, podrás crear cualquier cosa. Cabe mencionar que la creatividad no tiene límites, así que no desprecies cualquier cosa que pudiera parecerte descabellada; las innovaciones parten de las ideas descabelladas, sólo recuerda darle un fin o un objetivo a esa idea.

Ahora, el primer paso es el análisis, que consiste en separar la estructura (al todo), ya sean objetos, situaciones, problemas, etc., en partes, tienes que ser muy minucioso con los detalles, ya que hasta éstos tienen su importancia y fin.

Ya que tienes las partes por separado, es momento de sintetizar, es decir, unir las partes nuevamente pero de otra manera, consiguiendo modelos nuevos, a veces extraños, a partir de los ya establecidos.

El análisis-síntesis se puede aplicar en cualquier cosa y en cualquier contexto, así que no te limites con objetos, aplícalo también por las funciones que tienen los objetos, en otras ideas, en situaciones, sentimientos, en el cuerpo humano como gestos, movimientos cenestésicos, etc.

Y mucho ojo: cada creación surge siempre de una necesidad, así, cuando tengas un problema parte de tu necesidad de resolverlo, junta muchos elementos dispersos e intenta unirlos de modo que su función sea la de resolver tu problema.

Debido a lo extenso de este tema, más delante de ampliará la información, además de agregar ejercicios aplicados a situaciones reales para que puedas ejercites más tu creatividad.

 J.L.R. Sedglach

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s